Selecciona el país

Pulldown 2
Pulldown 2
Pulldown 2
Pulldown 2
Pulldown 2
Pulldown 2
Pulldown 2
Pulldown 2
Pulldown 2

Emisiones neutras de CO2

Emisiones neutras de CO2

Mark Bauer, Especialista en Medio Ambiente de Forbo Flooring Systems
Marzo 2019

Marmoleum Marbled Splash-Fresco 3430-3271

En vista del lento progreso que se está logrando en relación con el Acuerdo de París, Mark Bauer, Especialista en Medio Ambiente de Forbo Flooring Systems, explica por qué deberíamos esforzarnos en realizar una elección consciente cuando elegimos los productos de construcción y del interior. También explica la diferencia entre la compensación de carbono y la producción con emisiones neutras de carbono.

Cada año, se producen más y más fenómenos climáticos extremos en el mundo, que se están magnificando debido a los efectos del calentamiento global. De hecho, solo en 2018 fuimos testigos de olas de calor en todo el hemisferio norte, incendios forestales sin precedentes en Suecia, incendios forestales letales en los EEUU, graves inundaciones en la India y tifones en el sudeste asiático. Más cerca de casa, el Reino Unido experimentó sequías e inundaciones repentinas causadas por aguaceros torrenciales, y aunque muchos se deleitaron en el largo y caluroso verano, estos extremos climáticos son, de hecho, fuertes advertencias de los crecientes efectos del calentamiento global.

No cabe duda de que si continuamos así, el mundo cambiará, y no para mejor. El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU emitió recientemente una advertencia de que tenemos solo 12 años para que el calentamiento global se mantenga a un máximo de 1.5C por encima de las temperaturas de la era preindustrial (actualmente estamos 1C por encima de este nivel). Si bien puede no parecer mucho, un aumento de solo medio grado por encima de esta cifra podría tener consecuencias catastróficas para los ecosistemas y las comunidades de todo el mundo: aumento significativo del riesgo de sequía, inundaciones, aumento del nivel del mar, calor extremo y pobreza para cientos de millones de personas.

Ballantae, Escocia

Es una perspectiva aterradora que requiere una atención seria y un compromiso tanto de los fabricantes como de los consumidores para tomar decisiones más conscientes cuando se trata de elegir los productos que fabricamos, utilizamos y compramos. Además, los fabricantes deben hacer todo lo posible para que los clientes puedan tomar decisiones responsables.

Una forma de hacerlo, cada vez más popular en los últimos años, consiste en el uso de programas de compensación de carbono. Esencialmente, estos programas buscan mitigar las emisiones de carbono producidas por las acciones de un individuo o una organización, invirtiendo en proyectos ambientales en todo el mundo para equilibrar la huella de carbono general.

Históricamente, esto se ha logrado plantando árboles para absorber las emisiones, pero muchas compañías de compensación de carbono ofrecen ahora la oportunidad de invertir en una gama mucho más amplia de proyectos; desde tecnologías de energía renovable e iniciativas de captura de gas metano, hasta programas que proporcionan agua limpia y cocinas más eficientes a las comunidades de los países en desarrollo. Este tipo de proyectos se han diseñado para ofrecer ahorros de carbono más rápidos y duraderos que la plantación de árboles, así como también para brindar importantes beneficios sociales a las comunidades donde operan.

Sin embargo, la compensación de carbono no está exenta de críticas, algunas de las cuales han sido muy extendidas. En el periódico The Guardian hace más de una década, el periodista George Monbiot publicó una fuerte crítica del concepto, que todavía era relativamente nuevo en ese momento. Lo comparó con la práctica del siglo XV de "pagar por sus pecados", mediante la cual los asesinos y otros delincuentes podían recibir la absolución haciendo donaciones financieras a la iglesia.

En los años que siguieron, las compensaciones de carbono siguieron recibiendo críticas similares, argumentando que el concepto permite a las personas continuar con sus prácticas perjudiciales, sin abordar los problemas fundamentales que deben resolverse para lograr un cambio permanente.

Los críticos más severos argumentan que la compensación de carbono hace poco más que apaciguar a las conciencias culpables, al tiempo que quema recursos y emite emisiones con la misma avaricia insaciable y el ritmo insostenible de antes.

Los partidarios de la compensación de carbono, sin embargo, refutan tales afirmaciones, insistiendo en que la mayoría de las personas y organizaciones usan esta opción como parte de una estrategia medioambiental general, que incluye la reducción de emisiones en origen siempre que sea posible. Sea como sea, está claro que minimizar los impactos medioambientales en todas las fases del proceso de producción es la forma más efectiva de reducir la huella de carbono de los bienes y materiales que todos usamos; y aquí es donde la fabricación con emisiones neutras de carbono juega su gran papel.

Presentar unas emisiones neutras de CO2 significa que el carbono producido durante el proceso de fabricación queda compensado por la absorción de una cantidad similar, lo que resulta en un equilibrio general neutro. Un buen ejemplo de esto en la industria de los pavimentos es la producción de algunos pavimentos de linóleo, que constituyen una opción extremadamente sostenible.

El linóleo está hecho con materiales renovables naturales que pueden cosecharse en cultivos anuales, como el lino y el yute, u obtenerse de pantaciones forestales controladas, como madera reciclada. El linóleo se elabora con ingredientes que incluyen el aceite de linaza, la resina de pino, la harina de madera, la piedra caliza y el yute; y esto hace posible que presente unas emisiones de carbono verdaderamente neutras desde la cuna hasta la puerta, sin necesidad de utilizar compensaciones de carbono, porque los materiales naturales utilizados absorben niveles muy altos de CO2 y porque el proceso de producción en sí requiere relativamente poca energía.

Marmoleum 2.5mm con emisiones neutras de CO2
DAP Marmoleum 2.0 y 2.5 mm

Esta es una gran noticia para los arquitectos que desean reducir la huella de carbono de sus proyectos, pero es importante asegurarse de que el proveedor elegido pueda probar la validez de su perfil medioambiental. Una forma de hacerlo es buscar fabricantes que estén respaldados por una Declaración Ambiental de Producto (DAP) independiente.

Este documento verificado y registrado de forma independiente proporciona información transparente y comparable sobre el impacto ambiental del ciclo de vida de un producto. Además, algunos fabricantes, incluido Forbo, van más allá al declarar también los impactos en la salud humana y la toxicidad ecológica.

Elegir productos que se hayan fabricado de esta manera es la forma más fácil de reducir la huella de carbono de un proyecto. Por ejemplo, el uso de un producto de linóleo adecuado respaldado por la DAP correspondiente en un proyecto de 10.000m2, podría equivaler a un ahorro de 66,200kg / CO2, en comparación con un pavimento vinílico de PVC.

No se puede negar que mitigar el cambio climático es un gran desafío, pero las consecuencias de no abordar este problema son realmente graves. Sin embargo, tomar decisiones conscientes sobre los productos y materiales que utilizamos en el hogar y en el trabajo contribuirá en gran medida a lograr este objetivo; y trabajar con un fabricante responsable es una de las formas clave de hacerlo.